¿Conoce usted el paracaidismo militar?

Dentro de la historia general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana se practica el paracaidismo desde hace  25 años, mientras que en el GOEFA llevan 12 años de existencia. El Grupo de Operaciones Especiales de la FAE – GOEFA es el grupo de militares que concentra a la mayor parte de personal especializado en paracaidismo de toda la institución. A esta unidad pertenecen los infantes aéreos quienes realizan varios cursos de especialización.  

 

Uno de los miembros del GOEFA, el sargento Anchundia, experimentado paracaidista FAE comenta que quienes son designados o piden participar del curso tienen que pasar varias pruebas para graduarse y obtener el título. Cada uno de los cursos tiene pruebas teóricas y un numérico de saltos que deben cumplirse. Anchundia comparte la información acerca de cómo se llevan a cabo los distintos cursos de paracaidismo para el personal de la Fuerza Aérea:

Curso de paracaidismo Básico con banda estática: este curso tiene una duración de de un mes y medio entre su desarrollo teórico y práctico. Los alumnos realizan los saltos a unos 1500 pies de altura como rango máximo y a un rango mínimo de 500 pies, cuando se trata de un salto de combate en una emergencia. Los militares hacen estos saltos armados y equipados, en su mayoría. El proceso que se sigue es: enganchar la banda en el avión, ponerse en posición y dar el salto. Una vez que la persona está en el aire, toma unos segundos para que el paracaídas. Este paracaídas solo cae de forma vertical, no está destinado a realizar un trayecto o moverse en otras direcciones. El momento del aterrizaje se descompone en 5 puntos de contacto con el piso: colocar la punta de pies pegadas entre sí, al igual que las pantorrillas, muslos, mientras se va tomando la posición final que es sentado y con las piernas extendidas. El objetivo de este curso es capacitar al personal para cumplir misiones de infiltración o de toma de objetivos.

Salto libre militar básico: este curso se realiza a una altura de 13 mil pies y cumple con otro tipo de entrenamiento, ya que una de las particularidades que tiene es que la persona que realiza el salto es la que debe accionar el paracaídas. Una vez en el cielo, desde que la persona salta hasta que abre el paracaídas toma de 30 a 45 segundos aproximadamente. Para un salto correcto en este tipo de curso se requiere adoptar una buena posición de caída del cuerpo. Eso significa dar un salto similar al de un clavado en una piscina, con la mirada hacia la tierra y los brazos separados, de este modo se evita que el cuerpo se desequilibre y pueda enredarse en las cuerdas o en la cúpula. Los paracaidistas más experimentados pueden realizar algunas acrobacias en el aire como roles, giros ya que tienen un mejor control del cuerpo. A diferencia del salto en banda, este salto permite que el cuerpo del paracaidista sea el timón que permite el desplazamiento, es decir, que no se cae de forma vertical, sino que la persona puede avanzar o cambiar el punto de aterrizaje con el uso de sus extremidades como guía en contraviento o moverse en dirección del viento. Para brindar mayor seguridad al personal, los paracaídas cuentan con un adicional de reserva, con sistema de apertura automática, en caso de que el manual no se abra.

Los paracaidistas usan un altímetro que se asemeja a un reloj en su muñeca, este artefacto muestra los pies de altura a los que se encuentra la persona y le permite saber cuándo está cerca de aterrizar al emitir señales de advertencia, por ejemplo, marcándose de color rojo cuando se encuentra a menos de 4000 pies de altura. Los paracaídas tienen dos bastones de conducción para preparar el aterrizaje. Cuando el altímetro marca en 0 significa que quedan de 20 a 10 metros para tocar el suelo y la persona debe prepararse.  Con el apoyo de los bastones se va frenando y  se coloca al cuerpo en posición vertical, para que al tocar los pies al suelo se den unos cuantos pasos tipo corrida y se aterrice con normalidad.

Salto libre militar operacional: este curso está destinado para paracaidistas especializados y está enfocado en operaciones militares. Para ingresar en este curso especializado se requieren de 50 saltos libres básicos y de un nivel físico óptimo, además de mostrar habilidad con los saltos mencionados anteriormente. Para el salto operacional se deben alcanzar unos 25 mil pies, con la diferencia de que a esa altura no hay mucho oxígeno y el paracaidista debe llevar consigo una mochila de combate entre las piernas, el fusil al costado del brazo y un tanque de oxígeno. Este salto implica un desplazamiento mayor y se puede llegar a avanzar bajo cúpula (paracaídas abierto) a una distancia de 10 a 15 km más allá del punto de salto. El tanque de oxígeno le proporciona a la persona 30 minutos de oxígeno, que es una cantidad segura para realizar esta actividad y que no sobrepasa el tiempo en que es necesario el uso del tanque. Aproximadamente a los 15 mil pies ya se puede respirar sin necesidad del equipo de oxígeno. Cuando la persona se encuentra a 10 metros de tocar el suelo libera la mochila de combate para poder usar los brazos y piernas al aterrizar, pero esta mochila se queda guindada a la pierna del paracaidista con una banda elástica para evitar que se pierda. Este curso también requiere de un aterrizaje de pie, en posición vertical, con un poco de corrida al momento de tocar los pies el suelo y cumplir con un aterrizaje óptimo.

Salto libre Tándem: este se diferencia de todos los anteriores porque al momento del salto se lleva un pasajero, es decir son dos personas las que saltan. El objetivo de este curso es el traslado de personas en casos de emergencia, como pueden ser médicos u otros profesionales que no sean paracaidistas. Este salto se lleva a cabo a 13 mil pies de altura y no requiere de un equipo de oxígeno.

 

Los diferentes cursos de paracaidismo se realizan en conjunto con las otras Fuerzas (Ejército y Armada) y se desarrollan en las aeronaves Casa C295M de la FAE y aviones de transporte C-130. En los saltos pueden participar desde 50 a 70 personas. Actualmente la Fuerza Aérea Ecuatoriana cuenta con alrededor de 60 paracaidistas totalmente calificados y capacitados, quienes aportan al cumplimiento de la misión institucional.

En cumplimiento de lo dispuesto en el Acuerdo No. 012-2019, emitido por el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, comunicamos nuestra política para el tratamiento de datos personales. Para continuar navegando en este sitio debe aceptar los términos de la misma.

Política de Privacidad para Sitios Web